Noticias

China prohíbe conversión al cristianismo

33Visitas

Un nuevo conjunto de reglas impuestas a una aldea en la provincia china de Yunnan buscan prohibir la conversión al cristianismo.

Un aviso publicado en la aldea de Huang Fei, en el condado de Yingjiang, advierte que cualquiera que elija seguir la fe cristiana, a la que llama un «culto malvado», puede esperar enfrentar importantes sanciones económicas. 

La organización de derechos humanos Christian Solidarity Worldwide (CSW), que ha visto una copia del aviso, dice que amenaza con castigar a cualquiera que sea sorprendido «creyendo en Jesucristo y otras sectas» al imponerles una multa considerable «, que puede incluir la confiscación de ganado.

Una fuente le dijo a CSW: «Este no es solo el caso en esta aldea, sino también en muchas otras aldeas Dai en el área circundante, incluida Ruili, aunque algunas reglas están escritas y otras no». 

Además de los desarrollos en Huang Fei, CSW informa que la comunidad de Li en la provincia de Hainan también ha introducido ‘reglas de aldea’ que permiten a los aldeanos aislar y atacar a personas y familias cristianas, incluso con sanciones económicas.

Si bien estos dos incidentes parecen no estar relacionados, CSW señala que «existe cierta preocupación de que este reciente aumento en los ataques contra cristianos en pueblos de minorías étnicas en ambas provincias pueda indicar una forma de arreglo unificado en nombre de las autoridades provinciales».

El fundador de CSW, Mervyn Thomas, dijo: “Cualquier prohibición contra la conversión es una violación del derecho a la libertad de religión o creencias como se establece en el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que protege específicamente el derecho a cambiar de religión o creencia. Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que tome nota de esta nueva tendencia de violaciones en China y plantee estas y otras violaciones de derechos humanos al gobierno chino en diálogos bilaterales y multilaterales.

«También instamos al gobierno chino a proteger el derecho de todas las personas en China a la libertad de pensamiento, conciencia y religión, de conformidad con el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos».

DEJAR UNA RESPUESTA